domingo, 1 de marzo de 2009

Saboreando una costilla

Para poder disfrutar de una rica costilla, tuve que abandonar la elegancia del almuerzo dominguero (ropa, collar, babero y demas accesorios)para poder sacarle bien el jugo a esa costilla que me dieron.



Lo que si, después de comer, urgente papá me llevó al lavadero a pegarme una buena ducha para sacarme toda la grasa que tenia en todo el cuerpo (los gladiadores un poroto al lado mio).

video

No hay comentarios: