domingo, 12 de octubre de 2008

Un fin de semana muy cansador

Con mamá y papá nos instalamos en el patio, por supuesto con mi tatami (alfombra verde) y mi bolsa de juguetes. No duré mucho en la alfombra y esos juguetes me tienen cansada, por lo tanto salí a investigar el patio y las plantas de mamá.
El primer afectado fué el Rupert, que recibió un tirón de cola y mamá un arañazo, jaja
Después me topé con unas baldosas flojas y desordenadas, asi que las puse en su lugar.


También encontré algunas hojas, que se cayeron solas de los árboles, no como las de la azalea de mamá que las arranqué yo, jaja


La maceta del ficus es re divertida, si moves la argolla hace ruido y todo, lo que si hay que sacar los dedos de abajo porque sino puede ser que uno se golpee.


Y ya que estabamos ahi, jugué un rato con la tierra y raices del ficus y como no podía faltar le saqué algunas hojitas.


Mi primera experiencia con la tierra colorada quedó impregnada en mis pies, manos, rodillas y todo lo que toqué cuando volví a mi tatami a sacarme una foto con mamá.


Después de una tarde tan agitada, caí rendida en la cama de mamá y papá para una mini siesta.

1 comentario:

maria jose dijo...

Juliana andas a full!!! eh? muy bien flaca, estas re-linda... no lo puedo creer en 1 mes nos estaremos conociendo personalmente... que tanta internet y fotos, no? me vas a hacer sufrir mucho con la adaptacion?
UN beso grande,

tu tia Tete